El gas natural tiene un olor acre distintivo para que sea fácil detectarlo. Las fugas de gas pueden causar explosiones e incendios. Sepa cómo prevenir accidentes y lesiones relacionados con el gas natural.

Manténgase seguro en su hogar

  • Su casa debe tener al menos un detector de humo en cada piso.
  • Si utiliza gas natural o GLP (gas licuado de petróleo o propano), debe tener al menos un detector de CO a batería en la zona de los dormitorios.

Manténgase seguro en la cocina

  • Nunca utilice la estufa o el horno para calentar su casa.
  • Mantenga los combustibles lejos de las fuentes de calor.
  • Tenga un extintor de incendios en la cocina.

Manténgase seguro en el lavadero

  • Mantenga los filtros y los conductos de escape limpios y adecuadamente ventilados.
  • Revise las ventilaciones para detectar obstrucciones.

Manténgase seguro en el cuarto de servicio o el sótano

  • No guarde líquidos inflamables cerca del calefactor o el calentador de agua a gas.
  • Mantenga despejada el área cercana al calentador de agua.
  • Para evitar quemaduras, fije la temperatura del agua en una temperatura inferior a los 120 grados Fahrenheit.
  • Haga inspeccionar el calefactor todos los años y mantenga el filtro limpio.
  • Nunca cuelgue cosas de las tuberías de servicio.
  • Mantenga los combustibles lejos de las fuentes de calor.

Manténgase seguro en la sala de estar familiar

  • Utilice los calefactores ambientales únicamente cuando un adulto esté en la casa.
  • Siga al pie de la letra las instrucciones del calefactor ambiental y utilícelo con la ventilación adecuada.
  • Mantenga los combustibles lejos de los calefactores ambientales y el lugar ordenado.

Manténgase seguro fuera de su hogar

  • Permanezca alejado de los tanques de gas licuado de petróleo, los medidores y las conexiones.
  • El gas natural se distribuye a través de una red de tuberías subterráneas. Antes de excavar en su propiedad, localice las tuberías de gas natural. Para ello:

    Llame a JULIE al 811 o al 800-892-0123

WEC Energy Group